miércoles, 12 de diciembre de 2007

Demanda a Burger King por encontrarse un condón en su whooper


Van Miguel Hartlss, de 24 años, encontró el anticonceptivo empaquetado encima de un trozo de lechuga.
El joven norteamericano dijo que "estaba muy amargo".
Un joven estadounidense de 24 años ha denunciado a la empresa de comida rápida Burger King -que este año celebra su 50 aniversario- después de que se encontrara en una hamburguesa un condón en su whooper.
Van Miguel Hartlss señaló que encontró el anticonceptivo empaquetado encima de una pieza de lechuga. "Mi tercer mordisco a la hamburguesa tenía un extraño sabor", dijo a Sky News.
"Estaba muy amargo", matizó, pero cuando quiso pegarle un mordisco en otra parte de la hamburguesa "sentí un extraño caucho. Y lo vi colgando en medio de mi boca". Inmediatamente, notó un dolor en su estómago.
La víctima ha asegurado que emprenderá acciones legales contra el restaurante, ubicado en Rutland (Vermont), por daños y perjuicios. En la demanda se recogió que aquella experiencia le había causado "dolor, sufrimiento, pesadillas, angustia y gastos sanitarios".